Una buena campaña de publicidad comienza desde dentro de tu propio establecimiento para ir poco a poco abriendo fronteras. No tienes razón para inicialmente desembolsar gran cantidad de capital para una gran campaña, cuando con un pequeño gesto puedes conseguir no solo crear una campaña productiva, sino fidelizar a tus clientes con un bonito detalle con bolsas personalizadas, que los clientes puedan reusar para otras actividades de su vida particular y de esta forma, estarán ellos mismos haciendo publicidad de tu establecimiento.

Las ventajas de las bolsas personalizadas son múltiples, ya que gracias a su funcionalidad y su gran gama de tamaños, colores y diseños se convierten en un reclamo para tu clientela, sobre todo si inviertes en materiales algo más duraderos que las básicas y tradicionales bolsas de plástico; de esta forma, el cliente llevará tu marca o logo allá donde vaya encantado de poder llevar una bolsa con tanto diseño. También puedes jugar con estos reclamos según tu público y el articulo que vayan a adquirir, ya que puedes tener diferentes tamaños de bolsas para cada cosa o personalizar las bolsas no solo con tu logo o marca, sino también con la temporada del año en la que te encuentres con lo que puedes tener unas bolsas personalizadas para navidad, otras para verano o para las fiestas.