La caldera de calefacción por gas, es un sistema de calefacción que puede ser a gas natural, gasóleo C o gas propano. El funcionamiento de este tipo de caldera es sencillo y eficaz, ya que sus radiadores reparten el calor de forma igualitaria por toda la casa. Por lo general este tipo de calefacción a gas puede definirse como uno de los tipos de calefacción más cómodo, limpio y seguro.
La calefacción a gas, tiene un funcionamiento sencillo, ya que es calor siempre será el que deseas, esto se debe al termostato que permite regular la temperatura de este sistema de calefacción.

Cuáles son las ventajas de este tipo de caldera

4 radiadores 35 Elementos Caldera Condensación
Este tipo de calefacción se caracteriza por  tener una instalación rápida y sencilla, el encargado en la instalación repartirá en las habitaciones de la casa radiadores, este elemento se encargara de transmitir el calor a todas las áreas de la casa.
A continuación te diremos las ventajas y desventajas de los diferentes tipos de gas que se utiliza en esta calefacción.
Calefacción de gas natural. La principal ventaja de este tipo de calefacción es que el gas que se utiliza llega desde afuera, y no hay que preocuparse por su almacenamiento, esta es una enérgica limpia y su costo es medio, una de su desventaja es que sus suministros son escasos una vez que se abandona el área urbana.
Calefacción de Gasóleo C. la ventaja es el nivel de calefacción que realiza ya que cubre grandes superficies, su desventaja es que el gasóleo que se utiliza se almacena en tanques dentro de la casa y es una energía contaminante y sucia.

Calefacción de Gas Propano, su ventaja se debe a que es más potente que el gas natural, sin embargo, su desventaja es que se debe estar pendiente para ir cambiando o llenando los depósitos de propano.