Césped artificial

La tarea para los fanáticos de la naturaleza en defender el pasto natural se puso difícil, pues el césped sintético es cada vez más utilizado por todos los que deseen disfrutar de un ambiente verde. Sea para crear un jardín completo, área de juego o sencillamente decorar un espacio de la casa u oficina es un material que causa tendencia en la actualidad.

Las razones para escoger césped sintético son muchas, pero para los que aun dudan si adquirirlo o seguir atados a los trabajos que conlleva un pasto natural, las 3 principales diferencia entre ambos se plantea de la siguiente manera:

  1. El pasto natural requiere de siembra, fertilización y riego; el sintético solo de su instalación
  2. El agua juega un papel fundamental y es necesaria en cantidades masivas sobre todo en condiciones de calor para conservar un pasto natural; para el césped sintético solo sirve en pocas cantidades para eliminar el polvo acumulado
  3. El primero se altera con las estaciones y los cambios climáticos; el según no

Se podría decir que los beneficios de adquirir un césped sintético son en su mayoría de tipo económico, aunque su adquisición es un poco costosa, se trata de una única inversión de dinero pues en el futuro no se requerirá de nada adicional para su conservación. Además está la durabilidad del producto, que resiste aun con niveles elevado de tráfico durante muchos años.

Y es que aunque la naturaleza es muy maravillosa, requiere de mucho esfuerzo para mantenerla, de manera que en esta oportunidad por tendencia lo artificial supera a lo natural con este producto ideal para cualquier espacio, que además puede ser reutilizado y reciclado. Otras ventajas del césped sintético es que son 100% seguros para niños y animales domésticos, por ser antialérgicos y elaborados con fibras resistentes.