Emprender un negocio en nuestra casa o en local cerca de donde vivimos es algo que puede resultar fácil, sobre todo cuando se trata de un negocio sumamente rentable y que dejará muchas ganancias, por ejemplo, una tienda de productos de tecnología o un pequeño restaurante, en el caso del primer ejemplo resulta mucho más fácil de poder expandir el negocio y no necesariamente tiene que ser físico, puede ser mediante una tienda online, el caso del restaurante es un poco más difícil hacerlo por este medio.

Tener una tienda online es el mejor opción que existe para vender en el extranjero en estos tiempos, ya que no necesitaras de tener un establecimiento físico ni lo gastos que este implica, lo cual es una de las principales ventajas de una tienda online y es la forma más eficaz para vender fuera de las fronteras de tu país. Teniendo un negocio online puedes llegar a lugares que quizás no imaginabas como países de Europa, América o Asía, con el tiempo puedes hacerte de una gran reputación en otro país, que puede ser mejor que al de tu lugar de origen.

Para que puedas vender en el extranjero, debes por lo menos dominar el inglés para que puedas establecer una conversación con personas de diferentes partes del mundo, ya que esté idioma es universal. Claro, no debes de cerrar solo a uno, además tu negocio online debe estar disponible en varios idiomas, de ser posible los más populares en el mundo.

Un punto de gran importancia es conocer las leyes de los países a los cuales vas a exportar tus productos con el fin de evitar problemas con las aduanas, además debes de tener en cuenta los países que obligan a pagar o no el IVA o arancel. Por último, tienes que informar de los gastos de envío al comprador y quien se hará cargo de ellos.

Para vender en el extranjero también deberás cumplir ciertos trámites administrativos:

Como verás son diversos y complejos los trámites a realizar para vender online en el extranjero, por ello te recomiendo consultes con un asesor experimentado en ese campo.