Cuando adquirimos un vehículo, debemos asegurarnos no solo de conducir apropiadamente, sino de seguir y cumplir las normas que el sistema vial impone para el correcto funcionamiento vehicular.
Conducir implica levar de forma correcta y segura un vehículo por una vía, ya de forma rápida o donde circulen peatones, por eso hay que saber hacerlo, para poder evitar accidentes de tránsito, atropellos a ciclistas o a peatones.
La conducción segura no es más que la manera correcta de conducir un automóvil, y la defensiva es eso mismo, más la manera en al que siguiendo las normas puedes preservar tu propia vida y la de otros.
La conducción segura y defensiva, unidas implican una serie de pasos y consejos que se le hacen los conductores para que las cumplan y pueden circular por las vías con la total seguridad de que está cuidando la vida de todos, incluyendo la suya.
A continuación te mostraremos como es una conducción segura y defensiva, para que la pongas en práctica más seguido al salir de casa.
Cuál es el objeto de conducir de forma segura y defensiva 
Como ya sabemos conducir no solo implica manejar un auto de manera correcta debemos saber qué normas hay que seguir para el correcto funcionamiento del mismo.
Conducción tipo defensivo es más que todo prevenir los accidentes de tránsito, mediante el empleo de las técnicas y conocimientos que adquirimos al realizar el curso de manejo, y obviamente con la experiencia que se va adquiriendo al ser conductor.
Lo importante con esto, es prevenir cualquier inconveniente vial y resguardar la vida de todos a nuestro al rededor.
Debemos conducir de manera responsable, segura y sobre todo respetar a los demás, y su propio espacio dentro y fueras de las vías. Debemos saber en qué zonas podemos circular con un vehículo, y cuáles son los señalamientos más importantes para no pasarlos por alto.
Qué implica conducir de forma segura
Debemos comprender que conducir no es solo acelerar el pedal y mover un auto, es más que nada comprender la responsabilidad que cargamos al salir a las vías a enfrentar la calle, ya que no todos los conductores son prudentes al manejar, debemos tener control sobre nuestra mente, para no rebajarnos al nivel de los que incumplen las leyes de tránsito.
Debemos también entender que el manejo defensivo son técnicas y conocimientos que debemos aprender, ya que de esta manera es que garantizamos el correcto tránsito en las calles, y evitamos accidentes viales.