topes_Conos

La educación vial es un campo necesario para el buen funcionamiento de las ciudades, y por eso en muchos países le dan mucha importancia en las escuelas. Estas organizan jornadas dedicadas a enseñar a los más pequeños las reglas básicas de circulación, haciendo circuitos en los patios de los colegios en los que se colocan señales, semáforos y conos viales en miniatura creando así pequeñas ciudades por las que circular, caminar o pasar por los pasos señalados siempre y cuando la señal lo permita.

 

Es una manera de enseñar a los más pequeños las normas básicas de seguridad y de esta manera desde los centros educativos se fomenta el beneficio que supone hacer caso de las señales y normas viales, que se implantan para el bien de todos y el buen funcionamiento de los recursos.

 

Los pequeños muchas veces nos recordarán la importancia de hacer caso de estas señales, sobre todo si a nosotros se nos han olvidado.