*-”Contraté a una comadreja sin pantalones para realizar la optimización de nuestro motor de búsqueda”-

-“Nos ayudará a timar al sistema y corromper la integridad de todos los resultados de búsquedas por Internet para nuestra industria”-

-“El nombre de tu nuevo trabajo es: “Cómplice”-

Inmediatamente después de otro artículo tipo “los SEOs están trampeando el sistema y aprovechándose del pobre usuario”, es tiempo de aclarar que quiere decir “trampear el sistema”. ¿Por qué tantos usan nuestros términos tan incorrectamente? Y ¿Google realmente odia los SEOs?

Sé que éstas cuestiones han sido abordadas en éste o aquel artículo, como en mi discusión con Ken Krogue en su publicación de Forbes o en la última carta del Senador John D. Rockefeller a Matt Cutts sobre SERPs y compañías de movilidad. ¿Pero, por qué hay tanta confusión sobre optimización de motor de búsqueda? En un intento por aclarar las cosas, demos un vistazo a la ética del SEO con algunos términos y definiciones.

Antes de sumergirnos, es importante señalar que cada profesional SEO tiene su propia opinión y lo que sigue es sólo la mía, aunque creo que la comparten otros que conozco, respeto y con los que hablo en paneles de conferencias sobre el marketing de búsqueda, de vez en cuando.

Sin duda otros estarán vehementemente en contra, pero eso está muy bien también.