Se llama ayuno al acto de abstenerse voluntariamente de todo tipo de comida y en algunos casos Ayudnode ingesta de líquidos, por un período de tiempo
Al no ingerir alimentos, los sistemas naturales de desintoxicación del organismo tienen la oportunidad de purgar al cuerpo de sustancias nocivas que se pudiesen haber acumulado.
Al limpiarse el tracto intestinal la eficiencia de la digestión aumenta, resultando esto en una mas completa asimilación de los nutrientes ingeridos.
El Ayuno puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y diabetes. Además también puede tener un efecto beneficioso en la reducción del nivel de colesterol
Los beneficios del ayuno son asombrosos. Inicia un mecanismo de sanación en el cuerpo, tan poderoso, que hay quienes aseguran que puede combatir padecimientos como artritis, migraña, alergias y hasta cáncer.
Llevándolo a cabo de manera adecuada, cualquiera puede percibir sus beneficios. Lo mejor es realizarlo durante una semana, pero no existe ninguna regla. Es bueno un ayuno de un día, y hay quienes se deciden a prolongarlo hasta por 4 días. Pero mientras más se extienda, es importante extremar las precauciones, o de lo contrario el organismo puede sufrir graves consecuencias.
Se recomienda que no intenten ayuno personas con diabetesenfermedades de hígado o riñón, anemia, colitis, baja presión, enfermedades terminales, mujeres embarazadas o después de una operación, y siempre bajo supervisión médica. El ayuno no sustituye al tratamiento médico ni debe utilizarse para bajar de peso.
El ayuno no sólo reduce el riesgo de enfermedades del corazón y diabetes, sino que también provoca cambios positivos importantes en los niveles de colesterol de una persona.
AYUNO TERAPEUTICO Y LA REGENERACIÓN DEL CUERPO
El ayuno es un gran aliado para la depuración y rejuvenecer el cuerpo, proporciona a los órganos del cuerpo la oportunidad de rehacerse y renovarse, el hígado agotadote cansancio recobrara su capacidad normal, mientras que las células gastadas y enfermas serán eliminadas.
El cuerpo rejuvenece, sus funciones mejoran, sus estructuras quedan reparadas y acrecentada su vitalidad. Una vez que el ayuno ha eliminado los desechos acumulados y las células desvitalizadas, surge un tejido sano (pelo forma parte del tejido), más fuerte y más vital, que reemplaza lo que ha sido rechazado. La regeneración viene así a través de una renovación cotidiana de las células y tejidos, la piel sale rejuvenecida así como el cabello pues todas las células han sido limpiadas, drenadas y purificadas. Nos sentimos nuevos, en forma para afrontar nuevos retos, los proyectos personales que la vida nos ofrece.
TIEMPO NECESARIO
Un DIA de ayuno no seria suficiente, al menos tres días que es cuando el cuerpo empieza a agotar la reserva de azúcar y grasa de la sangre, la recomendación seria de tres a siete días. Los primeros días el cuerpo va evacuando todas las toxinas y llega un momento que hace un proceso inverso, quiero decir que el cuerpo empieza a eliminar toxinas por la boca y piel, el proceso de depuración cambia de dirección, podemos observar cambios de color de la lengua, el sudor y la temperatura corporal.
Con el fin de estar mejor preparados para la ardua tarea de ayunar, a continuación presentamos un calendario de los efectos y la forma en que corre una semana de ayuno.

1. Día Uno

El primer día de ayuno debe empezar en realidad un día antes. Una cena ligera, de fruta fresca o algunas semillas la noche anterior, permiten al organismo empezar con el pie derecho la desintoxicación.
Puedes comer un plato de fruta con un poco delinaza, que te ayudará en la digestión y evacuación de los alimentos, para que desde el primer día tengas los intestinos lo más vacíos posible.
Este primer día es sencillo y no debe causar molestias. Es importante que te mantengas bien hidratado, tomando al menos seis vasos de agua a lo largo del día, y también consumir algunos tés relajantes, como salvia o manzanilla.
Si sientes algún dolor de cabeza sigue algún consejo naturista, pero es muy probable que el dolor se deba a deshidratación.
También es posible acompañar el ayuno con suplementos alimenticios, en particular antioxidantes, en particular vitaminas A, C y D. Una excelente manera de mantener el equilibrio del cuerpo, es preparar un té con alga kombu, que te ayudará a mantener tus micronutrientes en buen nivel.
Es importante ingerir diariamente vitaminas B y C, pues al ser solubles en agua no se almacenan en el cuerpo.

2. Día Dos

Para la tarde del segundo día empiezan a sentirse algunos síntomas del ayuno, como debilidad y cansancio. Suele creerse que estos síntomas son una consecuencia de la falta de nutrientes o de proteína, pero en realidad las dietas modernas nos permiten tener depósitos altísimos de proteína en el cuerpo, y los suplementos nos dan los nutrientes que requerimos.
Las enzimas del cuerpo utilizadas en la digestión han empezado a circular por el sistema circulatorio, provocando la liberación de toxinas ácidas que nos causan malestar. Además, las grasas del cuerpo suelen absorber muchas de las cosas que nos hacen daño (de ahí que la leche sea un remedio tradicionalmente utilizado contra las alergias), y al quemar esa grasa, esas toxinas, acumuladas por años, empiezan a circular por el cuerpo.
Toma una cucharada de psyllium disuelto en un vaso de agua dos veces al día. El psyllium ayuda a limpiar los intestinos de heces acumuladas, mejorando la capacidad de eliminación del cuerpo.
Síntomas comunes el segundo día de ayuno incluyen dolor muscular, dolor de cabeza, fatiga e irritabilidad. Puedes contrarrestar éstos con algún té relajante, un baño de sales, una buena siesta o un paseo por un área alejada de la contaminación, como una playa, o la vera de un río.
Caminar activará tu sistema linfático y recibir el sol permitirá a tu piel fabricar vitamina D. Además, mejorará tu circulación y el trabajo de tus intestinos, que siguen eliminando toxinas del cuerpo.

3. Día Tres

Este día suele ser el lugar en el que las personas poco convencidas del ayuno sucumben. El cuerpo demanda las sustancias a las que es adicto: azúcar, carnes, cigarros, alcohol. Si es posible, logra un espacio de retraimiento, lo más lejos de radiación y de la comida, para evitar las tentaciones.
Una buena alternativa es acudir a un spa, donde el tratamiento ayudará al cuerpo a deshacerse de las toxinas y a sentirse mejor. Evita tratamientos de hidroterapia con agua clorada.
Las personas se sentirán mal en la medida en que hayan acumulado toxinas. Alguien que lleve hábitos sanos y equilibrados tendrá síntomas más ligeros que una persona que tenga vicios y malos hábitos.

Beneficio Físico

Qué es ? Es la acción de abstenerse total o parcialmente (y  voluntariame
nte) de comer y/o beber por un período de tiempo.
Al ayunar se le permite al cuerpo descansar de los procesos digestivos y mentales, se le permite recuperarse y como dice un artículo que leí “promueve las funciones rejuvenecedoras en un proceso energizante en el cual el cuerpo se liberará de los dolores y el estrés que pueda estar sufriendo. Se promueve la eliminación de productos de desecho de los tejidos, se limpian los intestinos y se restaura la vitalidad de los órganos y del sistema nervioso (se refuerza el sistema inmunológico)”.
Al ayunar, aparte de beber agua también se pueden ingerir jugos de frutas (limpiadores) entre los que se encuentran el de manzana, uva, papaya  y zanahoria.
La intención es que genere un efecto productivo en beneficio de quien lo practica. Entonces la idea es que no se convierta en una carga insoportable…por ello si tu intención es practicarlo, debes ir acostumbrando tu cuerpo poco a poco al cambio de dieta, cuidando de las prácticas bruscas en la cantidad de comida y tiempo a practicar.
Por cuánto tiempo debe hacerse? Medio día, 24 horas, 1 semana…..según la preparación, la disposición y según la meta que se quiera alcanzar. Beneficios del ayuno
El tantra no recomienda ayunos largos, sino un solo día de ayuno intensivo sin agua. En general, se producen numerosos efectos terapéuticos. Según SER, E. Ayunocontrolado, (1994):
1.- El metabolismo basal (digestión en reposo) disminuye y por tanto las necesidades de todo organismo.
2.- Se realizan menos actividades con el consiguiente ahorro de energía.
3.- Las reservas orgánicas de nutrientes son economizadas y reequilibradas espontáneamente. Cuando el glucógeno (el combustible del cuerpo) se consume, pasan a quemarse las reservas de grasa o tejido adiposo. Se equilibra así la línea.
4.-Se produce un fenómeno de inversión energética: la energía no se dirige a las actividades normales de digestión etc…, sino que se concentra en la eliminación de toxinas y se acelera la regeneración celular o autólisis (=los tejidos tienen unas sustancias o enzimas que regeneran ellas solas las células envejecidas o deterioradas).
5.-Se invierten las funciones de algunos órganos, como el estómago que en vez de dedicarse a la asimilación de alimentos, se convierte en un sistema de eliminación, ya que las mucosas toman un papel depurativo y limpiador.
6.-Se reducen la secreciones orgánicas, como el sudor o la mucosidad. El cuerpo se torna ligero, fresco y sutil.
7.-Las constantes vitales, como la respiración y la circulación tienden a suavizarse, aliviarse y relajarse.
8.- Se tonifican y revitalizan absolutamente todos los sistemas del cuerpo (nervioso, circulatorio, endocrino, linfático, muscular etc…), especialmente los de asimilación y almacenamiento, (estómago, intestinos, bazo, vesícula biliar etc.., que se limpian de impurezas obstructivas e ineficaces); y los de eliminación, (el hígado, riñones, pulmones, piel e intestino, que procesan las reservas pendientes sin tener que recibir un nuevo material de desperdicio).
9.-Desaparecen todos los atrofamientos orgánicos, acumulaciones patológicas, desequilibrios, pequeñas lesiones y disfunciones.
10.-Se normaliza el peso.
11.-Aumenta la capacidad respiratoria.
12.-Las secreciones fisiológicas se normalizan.
13.-Se interrumpe en consumo de los agentes causantes de enfermedad o la toxemia.
14.-Mejora la claridad del pensamiento y fortalecimiento de la mente.