Es erróneo creer que lo voluminoso y abundante es más efectivo que lo sintético y breve. En internet los tiempos corren velozmente y los internautas recorren las páginas de ofertas de forma rápida desechando aquellas que no son claras o abundan en mensajes inconsistentes.
 El tamaño del archivo y la velocidad de descarga puede ser un factor de éxito o de fracaso en la propuesta de de Marketing online que queremos implementar. Las propuestas tienen que tener un titulo atractivo y la posibilidad de dar informaciones parciales rápidas de las propuestas, una vez que el internauta interesado en el producto –o servicio- ofrecido se “engancha” en la propuesta recorren todos los detalles de la página Web. Las  páginas pesadas  con imágenes complejas o más diseñadas suelen ser desechadas por los interesados que buscan conceptos claros y sencillos de los productos ofertados. Los archivos pequeños son positivos y en los buscadores se detectan con mayor facilidad posicionando a la propuesta en los primeros lugares. 
Dentro de la página Web se pueden anexar informaciones complementarias para aquellos posibles interesados que son muy minuciosos  antes de tomar la decisión de adquirir un producto vía online. Estas informaciones complementarias se pueden ubicar en otra página o en un  apartado que no haga pesada la página original o no complique la búsqueda. No todas las computadoras tiene la misma capacidad y la misma velocidad y ese detalle se debe tener en cuanta cuando se proyecta una página Web para promocionar productos o empresas, pero es vital, montar una campaña de posicionamiento web seo . Los usuarios que tienen equipos que no son de última generación también pueden ser potenciales clientes según lo que ofertemos y no debemos perder esa importante franja de interesados.