No hay muchos tipos de envasadoras al vacío y una clase de envasadoras que se utiliza mucho y son muy eficaces son las envasadoras de campana. Estas envasadoras se diferencian de las normales por el simple hecho de la forma de extraer el aire del interior de las bolsas. En las envasadoras convencionales el aire se extrae directamente de la bolsa, en las de campana, la bolsa se introduce dentro de una campana y en esta se realiza el proceso de extracción de aire. La principal ventaja que tienen las envasadoras de campana es que utilizan bolsas lisas en lugar de rugosas, estas son más económicas. Otra ventaja que tienen estas envasadoras es que hacen un mayor vacío que las convencionales pudiendo llegar hasta una atmósfera de presión, pudiendo así almacenar durante un mayor periodo de tiempo nuestros alimentos sin que estos puedan descomponerse para el consumo humano.