Tumor compuesto de vasos sanguíneos. Aparece al nacer, o poco después, en forma de mancha rojiza o purpúrea de la piel originada generalmente por vasos capilares superficiales. Estas manchas pueden ser pequeñas o grandes y a veces desaparecen espontáneamente. El modo más eficaz de tratarlas es al comienzo de la vida mediante escisión o raspado quirúrgico. También pueden tratarse con inyecciones de sustancias químicas, la exposición a los rayos X o al radio, o la aplicación de hielo seco. Otra forma de hemangioma es la de tipo cavernoso. Las masas esponjosas que aparecen en la cabeza y el cuello no constituyen problema si son pequeñas; en cambio las grandes, expuestas a fáciles magulladuras y sangrías, son serias y requieren la inmediata atención médica. hemangioma