Pasar un fin de semana en un hotel in Toledo es una experiencia recomendada para cualquier amante de la cultura o del aire libre. Esta pequeña ciudad ubicada en el centro de España, justamente debajo de la capital –Madrid-, esconde una enorme cantidad de edificaciones históricas que durante cientos de años han visto pasar por delante de sus muros personajes tan importantes como por ejemplo Carlos I.

 

Cualquier turista que se precie no puede abandonar Toledo sin haber visitado previamente el famoso Alcázar de Toledo, una construcción que data del siglo III y que se organiza alrededor de un patio rectangular con doble nivel de arcos sostenidos por columnas con un toque de la época de Alfonso VI.

Más recientemente, esta edificación fue empleada por José Moscardó durante la Guerra Civil española. Se empleó principalmente como punto defensivo contra las tropas del Gobierno, pero finalmente fue destruido por las tropas de la II República durante un asedio que duró nada más ni nada menos que 70 días.

 

En otro orden de cosas, Toledo tiene una población de 84.019 habitantes –según el censo del año 2012- y una superficie de 232,1 kilómetros cuadrados. La Patrona de esta ciudad es Nuestra Señora del Sagrario y Santa Leocadia de Toledo, siendo el día 15 de agosto de cada año festividad oficial en la ciudad en honor a la Virgen del Sagrario.

Esta celebración consiste en un completo recorrido que comienza en el interior de la Catedral de la ciudad con la toma del agua de la Virgen en botijos; al ser un día festivo en toda la ciudad, multitud de personas acuden cada año para celebrar la llegada de esta fecha y para recordar a la respetada Señora del Sagrario que tan presente está en la historia de la ciudad.