Vender en nuestra ciudad de residencia ya es por demás complicado, ahora imagínate vender en el extranjero tus productos, es mucho más. El internet es algo que nos facilita de cierta forma ofrecer nuestros productos en otros países, en los cuales físicamente no está presente tu negocio pero mediante una tienda online es posible llegar hasta Europa, Asía o América.

No es fácil y eso ya lo he dicho, primero debes de conocer algunos consejos que nos van a ayudar a mejorar nuestras ventas en el extranjero.

Conoce a tu cliente

Una de las formas de ganar la confianza de tus clientes es conocerlos y la mejor forma es establecer una conversación bidireccional, de quedar satisfecho el cliente, probablemente se convierte en comprador habitual. Lo interesante es que si buscas incursionar en otros mercados lejos del local a través de una tienda online debes de adaptarte a su idioma y hacer preguntas adecuadas como ¿Por qué decidió comprar en tu tienda? ¿Quedo satisfecho? ¿En que mejoraría la tienda?

Identificar mercados

Está claro que no se puede incursionar en todos los mercados, hay mercados maduros, en crecimiento y emergentes. Los primeros son muy atractivos pero muy competitivos y a menos que cuentes con buenos recursos lograrás triunfar; los que están en crecimiento ofrecen mayores oportunidades de negocios y es donde hay más potencial de ventas.

Los mercados emergentes que son muchos en el mundo ofrecen muchas opciones pero los consumidores no están acostumbrados, por lo que se debe hacer inversiones moderadas.

Estudia la competencia

Si ya has seleccionado el mercado, debes saber que antes que tú llegarás otras ya estaban ahí, por lo que debes de realizar un estudio de la competencia: sus productos, plataformas de venta, clientes, precios y modalidades de pago, zonas de mayor influencia, entre otras.

klener.es