El registro del sueño, también denominado polisomnografía, es un examen que consiste en grabar todos los eventos que suceden durante el sueño y, particularmente, eventuales paros respiratorios (apneas del sueño).

Permite determinar la frecuencia y duración de estas apneas, así como sus consecuencias en la falta de oxigenación de las células. Este examen se practica en la actualidad en los servicios de neumología. Se propone un tratamiento adecuado en función de los resultados obtenidos.