La respuesta a esta pregunta es un rotundo si, tanto así como las flores necesitan del agua para vivir, o que la tierra necesita de la luna para mantener su estabilidad. Si nos ponemos a analizar y observamos algunos casos de al niños que crecieron sin la influencia de sus padres hombres, esto no ha sido favorable para muchos de ellos

Los chicos necesitan mentores masculinos. En la cultura de hoy en día hay muchos hogares en los que el padre puede estar ausente. Las madres solteras deben tener mucho cuidado para ver que sus hijos tengan en lo posible la influencia masculina, y esto si la pareja no esta se puede conseguir en algunos tíos, o abuelos claro que a menos escala, pero definitivamente no debe faltar. 

Esta influencia es vital

Esta tutoría es de vital importancia en la vida de los niños, especialmente en sus años de formación. Sin embargo, es útil que los niños puedan tener mentores a través de sus años de adolescencia, y justo en un máximo en la edad adulta joven. Por favor considere las siguientes ventajas de mentores masculinos.

La identidad

Un mentor masculino proporciona la identidad, y aunque usted no lo crea si el niño no tiene la influencia masculina tendrá un comportamiento un poco femenino.  Esto no es para menospreciar los esfuerzos de las mujeres, pero los niños pequeños necesitan hombres para ayudar a moldear su identidad.

Madre y padre

Si usted se da cuanta la medre es quien en la mayoría de casos pone la dulzura y la delicadeza en la casa, incluso es capaz de guardar algunos secretos a sus hijos con tal de que el padre no se entere. El padre por el contrario es la figura de corrección y rigor, él es la cabeza de la familia y está dispuesto a enfrentar todos los problemas con tal que su familia este bien. Si un niño crece con esta influencia siempre será firme en sus decisiones y tendrá una personalidad de hierro.