Es inevitable que en algún momento uno de sus lavabos presente problemas. Siendo esta una de las instalaciones que más se llega a usar, ya sea en la cocina, la lavandería, el baño, u otro lugar donde tenga instalado uno. Es algo que sencillamente ocurrirá, quizá a consecuencia del tiempo, falta de mantenimiento, o algún accidente que en las siguientes líneas descubrirá como solucionar.

 

Lo primero es saber que tan grande es el problema que está enfrentando, si todos sus lavabos están teniendo el mismo comportamiento irregular, se deberá a un problema que involucra la línea principal de drenaje de su hogar, si este es el caso, lo más recomendable es llamar a un profesional para que analice y encuentre la solución más adecuada. Si en cambio, el lavabo solo está tapado, y los otros que tiene en su casa no presentan ningún inconveniente, significará que es un problema que sólo concierne al sistema de desagüe de ese lavabo en particular. En este caso, usted mismo podrá resolver la situación de manera fácil y con herramientas que son de los más comunes, y que es más que posible que tenga en su hogar.

 

En su mayoría, los casos de obstrucción en los lavabos y tinas se presentan por una combinación de jabón, cabello y agua tibia. Si sus tuberías son de metal, uno de los métodos que puede probar es vaciar agua hirviendo para tratar de disolver aquello que esté obstruyendo la tubería, es importante tener cuidado al verter el agua para evitar quemaduras, y que se realice lentamente.

 

Otro método, en caso el anterior no haya sido suficiente, es usar un desatascador de caños. El tazón de lavabo deberá estar hasta la mitad con agua, y los movimientos con el destapador deberán ser rápidos y con fuerza. Usando eso dos métodos, es más que seguro que logrará solucionar el problema con su lavabo.