En el momento de decorar un comercio tanto desde cero como a modo de reforma hay que saber elegir muy bien los complementos decorativos dado que en estos tiempos los clientes le dan mucha más importancia a la primera imagen que se llevan al ver una tienda antes que a cualquier otra cosa. En este sentido, el truco de los comercios con éxito reside en emplear una decoración llamativa que realmente llegue al público al que tiene que llegar (no es lo mismo decorar una tienda de productos para personas mayores de 45 años que decorar una tienda de productos para menores de 20).

Los tapetes impresos son un pequeño ejemplo de cómo invirtiendo muy poco dinero en la decoración ya es posible darle un lavado de imagen a un comercio a pie de calle. Estos tapetes se caracterizan por contar con un logotipo impreso, ya que eso es lo que realmente hace que destaquen frente a un felpudo normal y corriente que puede encontrarse en cualquier tienda de decoración.

Con detalles así al menos es posible hacerle frente a la competencia aún teniendo exactamente los mismos o incluso mejores precios que las tiendas del alrededor. No son buenos tiempos para los comercios de barrio de modo que hay que asumir que ahora mismo es momento de invertir en la mejora del comercio y después ya habrá tiempo para disfrutar de los frutos del trabajo duro.

Fuente: http://www.tapetesdeentrada.com/tapetes_impresos.html