En busca de un buen empleo o ya tienes uno pero por tu situación académica no se te permite alcanzar un mayor estatus laboral, esto causa una frustración en tu vida personal muy grave.

Para este tipo de situaciones fue que se creó la secundaria para adultos, con la finalidad de que las personas ya sea por razones de fuerza mayor o caso fortuito tuvieron que abandonar sus estudios de secundaria logren concluir su aprendizaje académico de forma satisfactoria.



Los centros de estudio que imparten este tipo de enseñanza basan su filosofía en que todos tenemos derecho a desarrollarnos como personas humanas que somos, por lo tanto, ofrecen este servicio para que los estudiantes adultos puedan obtener un título que los acredite como personas formadas académicamente y de esta forma pueda mejorar su situación laboral y por supuesto económica.


Fomen

tar
la educación para adultos no es cosa nueva, este tipo de educación fue promovido tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, su principal impulsor fue la UNESCO y fue desde la década de los años ´70 que se consideró como una premisa para obtener un estado de bienestar, por lo tanto no existe excusa para no continuar con los estudios académicos, simplemente se necesita un poco de valor y el deseo de superación.

Recordemos que el objetivo principal de los centros de estudio es superar la desigualdad social y favorecer la inclusión integral de las personas que por razones desconocidas no ostentan de un título académico o una formación en campos de estudio recientes como la ofimática.